Tambores vibratorios de doble masa vs. fuerza bruta

Tambores vibratorios de doble masa vs. fuerza bruta

Explicación de las diferencias

 

Los tambores vibratorios están diseñados para usar dos diseños de transmisión: transmisión directa y doble masa. General Kinematics tiene décadas de experiencia en el diseño de ambos tipos de configuraciones de transmisión y es el fabricante exclusivo de los tambores vibratorios de doble masa para aplicaciones de fundición y posee varias patentes de esta tecnología. La experiencia ha demostrado que los tambores vibratorios de doble masa sobrepasan en términos de desempeño a los diseños de trasmisión directa, en todos los tamaños y aplicaciones.

 

Aunque los principios que sustentan a los tambores de fuerza bruta y los tambores vibratorios de doble masa son similares, los principios físicos que contemplan cada diseño son significativamente diferentes. General Kinematics tiene más de 100 instalaciones de unidades VIBRA-DRUM® en todo el mundo en muchas de las principales plantas de fundición de metales, y se enorgullece de ofrecerle esta información para ayudarle a seleccionar la mejor solución para su proceso.

 

Sírvase consultar a continuación las siguientes diferencias técnicas:

 


 

Tambores vibratorios de doble masa VIBRA-DRUM®:

 

Sistema de doble masa:

La doble masa se refiere a un tipo de equipo vibratorio en el que se usa una masa (un excitador) para impulsar a una segunda masa (cuerpo del tambor). La masa del excitador por lo general contiene un motor que está conectado a una bandeja mediante una combinación de resortes. Cuando funciona el sistema de doble masa, necesita mucho menos caballaje y permite hacer recorrer la unidad de manera precisa bajo cargas variables de material, frente a un sistema de una sola masa (fuerza bruta) que tiene una relación directa entre el caballaje y la masa del material. Con el uso de la técnica de doble masa, la unidad VIBRA-DRUM® reduce los costos energéticos y los requisitos de caballaje en un factor hasta 5 veces menor.

 

Condiciones anormales:

El sistema sincronizado subresonante de doble masa de la unidad VIBRA-DRUM® está diseñado para compensar las variaciones de tamaño y peso de la carga.

 

Resortes:

Los resortes vibratorios de GK están diseñados para funcionar continuamente todo el día y necesitan poco mantenimiento durante el ciclo de vida de la máquina. Los resortes para trabajo pesado de GK no se rompen ni se desgastan en condiciones normales de funcionamiento.

 

Piezas:

El diseño de frecuencia natural necesita pocas piezas móviles. El mantenimiento del equipo se limita a la lubricación y supervisión del motor y los componentes de la transmisión.

 

Fuerza de la transmisión:

La vibración de frecuencia natural de la unidad VIBRA-DRUM® produce una rotación conveniente, similar al movimiento de un tambor rotatorio que reduce rápidamente los terrones de arena sin dañar las piezas fundidas. La agitación de alta frecuencia reduce eficientemente la arena al tamaño de grano original. La acción de volteo de la unidad VIBRA-DRUM® restriega las superficies de la pieza fundida sin causar daños a la misma.

 


 

BARRILES DE TRANSMISIÓN DIRECTA:

 

Sistema de transmisión directa:

Los conjuntos vibratorios están asegurados directamente al lado del barril del tambor y utilizan pesos excéntrico rotatorios para impulsar el movimiento de los barriles. En el caso de los tambores de menor tamaño, los motores vibratorios pueden asegurarse directamente al cuerpo del tambor. En el caso de los sistemas de mayor capacidad, debe usarse un sistema complejo de pesos excéntricos, ejes de transmisión y rodamientos de gran tamaño (y costosos) para generar la fuerza necesaria para mover el conjunto.

 

Condiciones anormales:

A diferencia de los tambores de frecuencia natural, los tambores de fuerza bruta no pueden compensar automáticamente para las condiciones de sobrecarga sin que se realice un ajuste manual de los conjuntos de contrapeso. Cuando el tambor de transmisión directa excede la capacidad de su diseño calibrado, se pierde el transporte, se producen atascos y la máquina deja de funcionar eficientemente.

 

Diseño de las piezas/transmisión:

Los tambores de fuerza bruta tienen muchas más piezas móviles para poder funcionar, lo que a su vez incrementa los costos de mantenimiento y las posibilidades de fallas de la transmisión. Esto aumenta significativamente el total del costo de propiedad de la máquina durante su vida útil. Además, tener la transmisión directamente conectada al cuerpo del tambor imparte una tensión significativa a las barras estructurales del cuerpo lo que a su vez acelera la fatiga y las fallas. Las transmisiones de fuerza bruta crean un efecto de martilleo sobre la estructura metálica, mientras que en las unidades de doble masa se produce un movimiento de rebote.

 

Fuerza de la transmisión:

Los tambores de fuerza bruta transportan el producto con un movimiento de impulso hacia delante que ocasiona una acción de transporte positiva, pero se reduce la acción de volteo. Esto reduce el grado de eficiencia y efectividad en el proceso de limpieza de las piezas fundidas.

 

Necesites una cotizacion o tienes una pregunta?